Asociación Cultural y Ecológica Ridimoas
http://www.ridimoas.com
asociación@ridimoas.com

 

El bosque Ridimoas es una masa forestal continua con categoría de Refugio de Fauna, situado en la comarca ourensana de O Ribeiro. En la actualidad comprende 500 hectáreas repartidas en tres ayuntamientos y ha evolucionado de manera natural a un bosque autóctono de la zona, tratándose de un bosque de transición entre la Región Floral eurosiberiana y la Región Floral mediterránea.

Pero este bosque no siempre ha sido así. Lo que hoy conocemos como bosque Ridimoas era, hasta 1976, una superficie que sufría una gran presión cinegética y que ardía sucesivamente, año tras año, hasta que en 1977 empezamos a trabajar en la recuperación del espacio y en la divulgación y sensibilización sobre los valores medioambientales y la riqueza de los bosques gallegos y su fauna silvestre.

Todo empezó cuando el fundador y actual presidente de la Asociación Cultural y Ecológica Ridimoas, Pablo Rodríguez “Oitabén”, inició una actividad extraescolar llamada Legión Verde, más tarde Aula Verde, con alumnos de la antigua Universidad Laboral de Ourense, en la que desarrollaba su actividad docente; esta actividad extraescolar consistía en recuperar fauna salvaje y un bosque quemado el año anterior en el municipio de Beade, en la comarca de O Ribeiro.

En 1988 Aula Verde recibió el premio nacional Año Europeo de Medio Ambiente, patrocinado por Plus Ultra. Dicho premio, dotado con 500.000 pesetas, posibilitó fundar nuestra asociación, con la intención de comprar las tierras que hoy conforman el espacio forestal de Ridimoas, para recuperarlas y conservarlas. Precisamente, el nombre de la asociación se debe a la primera parcela en la que se actuó, denominada Ridimoas (río entre dos piedras), desde entonces hemos ido incorporando nuevas parcelas hasta llegar a gestionar alrededor de 500 hectáreas en la actualidad.

30 años de la fundación de la Asociación Cultural y Ecológica Ridimoas

En 2018 cumplimos 30 años desde la fundación de la asociación; durante este tiempo hemos recibido numerosos premios, entre los que destacan: premio de la UNESCO, Bandeira Verde de Galicia y el premio Félix Rodríguez de la Fuente.

A día de hoy, tenemos más de 1.030 socios, que pagan una cuota mínima de 20€ al año y que poseen la categoría de copropietarios de las tierras que conforman la superficie forestal que cuidamos, que actualmente se extiende entre los ayuntamientos de Beade, Leiro y Carballeda de Avia; todos en la comarca de O Ribeiro.

Nuestro presupuesto anual se basa en las aportaciones de los socios y las visitas guiadas que ofrecemos para conocer el bosque y nuestro trabajo. Cada año intentamos comprar al menos una nueva parcela que incluir en la masa forestal, para que Ridimoas siga creciendo, al igual que trabajamos en la conservación y gestión del bosque, favoreciendo las condiciones naturales para que aparezcan especies de flora y fauna amenazadas y la consolidación del resto.

En estos años hemos podido observar como los alcotanes (Falco subbuteo) han vuelto al bosque; también como las ginetas (Genetta genetta), garduñas (Martes foina), zorros (Vulpes vulpes) y tejones (Meles meles) han expandido muchas especies arbóreas con sus excrementos, así como el arrendajo (Garrulus glandarius), ave emblemática de nuestros bosques, que en primavera y verano entierra frutos como la castaña o la bellota, para su despensa personal, pero que muchos acaban germinando y llenando el bosque de castaños, robles, nogales, etc.; además hemos sido testigos de cómo los brezos (Erica arborea), el madroño (Arbutus unedo) el loro (Prunus lusitanica) e incluso el cerezo de racimo (Prunus padus) especie casi extinta, se han abierto paso de manera natural en nuestro bosque. Y así llegamos a nuestra situación actual, en la que contamos con alrededor de 143 especies de fauna vertebrada y unas 560 de flora vascular, con un bosque rico en diversidad que ha evolucionado a su propio ritmo.

Pero durante estos 30 años no todo ha sido positivo; durante este tiempo también hemos tenido que hacer frente a la amenaza de los incendios y aprender mucho sobre la legislación de la caza, siendo la primera asociación en Galicia en comprar parcelas para su segregación y protección, instando a la Xunta de Galicia, en nuestros primeros años, a la creación de la figura “Refugio de Fauna”, ya que nuestro caso resultó ser la primera solicitud en este sentido. Pero no es suficiente, año tras año, los cazadores acosan y presionan a nuestra fauna, meten a sus perros dentro del bosque para forzarla a escapar fuera de la zona protegida e incluso entran en Ridimoas con sus escopetas dispuestos a llevarse por delante lo que pillen; han sido numerosos los enfrentamientos y las amenazas recibidas, denunciadas en más de una ocasión, sin que la Administración nos haya brindado su apoyo ni una sola vez.

Además, hay que sumar el hecho de que en Galicia hace años que nuestros paisajes naturales vienen sufriendo gravísimas alteraciones, incluyendo, entre otras, la plantación de eucaliptos (Eucalyptus globulus) con fines económicos, el avance exagerado de la agricultura y también la expansión de las mimosas (Acacia dealbata), esta última con categoría de plaga y con fuerte presencia en la comarca de O Ribeiro. De hecho, la batalla por la erradicación de las mimosas ocupa buena parte de nuestro esfuerzo, tarea constante que nunca se acaba y para la que tampoco contamos con una Administración dispuesta a frenar el avance de las especies foráneas.

Seguiremos cuidando de nuestro bosque, conservando y divulgando los valores ecológicos y de sustentabilidad, que deberían ser los de todos, luchando para que el bosque autóctono de Galicia tenga una oportunidad y sobreviva; para lograrlo nuestros socios son nuestra fuerza y nuestra esperanza, y por ello les estamos profundamente agradecidos: gracias por estos 30 años.

Paula Rodríguez.

Secretaria de la Asociación Cultural y Ecológica Ridimoas.

http://www.ridimoas.com

asociación@ridimoas.com

*****************************

Te invitamos a dejar tu comentario al final de la página. ¡Gracias!