Haz clic para acceder a b-i4965s.pdf

Principios

3. Los suelos son un recurso clave que abre posibilidades, fundamental para generar
multitud de bienes y servicios esenciales para los ecosistemas y el bienestar humano. El
mantenimiento o la mejora de los recursos mundiales de suelos son esenciales para satisfacer las necesidades globales de alimentos, agua y seguridad energética de la humanidad en consonancia con el derecho soberano de cada Estado sobre sus recursos naturales. En concreto, los aumentos previstos en la producción de alimentos, fibras y combustibles que se exigen para alcanzar la seguridad alimentaria y energética supondrán mayor presión sobre los suelos.

4. Los suelos resultan de acciones e interacciones complejas de procesos en el tiempo y
el espacio y, por tanto, presentan distintas formas y propiedades y proporcionan diferentes niveles de servicios ecosistémicos. Una buena gobernanza del suelo requiere la comprensión de tales capacidades diferentes del suelo y que se estimule una utilización de la tierra que respetete la gama de capacidades con miras a erradicar la pobreza y lograr la seguridad alimentaria.

5. La gestión de suelos es sostenible si se mantienen o mejoran los servicios de apoyo,
suministro, regulación y cultivo que proporcionan los suelos sin afectar significativamente a las funciones del suelo que hacen posibles esos servicios ni a la biodiversidad. Es materia de especial preocupación el equilibrio entre los servicios de apoyo y suministro para la producción vegetal y los servicios reguladores que el suelo proporciona para la calidad y disponibilidad del agua y para la composición de los gases atmosféricos de efecto invernadero.

6. La aplicación de decisiones de gestión del suelo suele llevarse a cabo en el plano local y se da en contextos socioeconómicos muy diferentes. La elaboración de medidas específicas apropiadas para su adopción por responsables locales requiere a menudo iniciativas interdisciplinarias a muchos niveles por parte de muchos actores interesados. Es fundamental un fuerte compromiso por incluir el conocimiento local o indígena.

7. Las funciones específicas que un suelo proporciona se rigen en gran medida por el
conjunto de propiedades químicas, biológicas y físicas que se hallan en dicho suelo. El
conocimiento del estado efectivo de esas propiedades, su papel en las funciones del suelo
y la repercusión que en las mismas tiene su alteración, tanto natural como inducida por el hombre, es fundamental para obtener la sostenibilidad.

8. Los suelos son una reserva clave de biodiversidad mundial que abarca desde los
microorganismos a la flora y la fauna. Esta biodiversidad tiene una función fundamental
en el respaldo a las funciones del suelo y, por tanto, a los bienes y servicios ecosistémicos
asociados con los suelos. Por lo tanto, es necesario mantener la biodiversidad del suelo a fin de salvaguardar estas funciones.

9. Todos los suelos, sean objeto de una gestión activa o no, proporcionan servicios
ecosistémicos pertinentes para la regulación mundial del clima y la regulación del agua a
escala múltiple. La conversión en el uso de la tierra puede reducir estos servicios mundiales para el bien común que proporcionan los suelos. La repercusión de las conversiones locales o regionales del uso de la tierra puede evaluarse fiablemente solo en el contexto de evaluaciones mundiales de la contribución de los suelos a servicios ecosistémicos esenciales.

10. La degradación del suelo reduce intrínsecamente o elimina funciones del suelo y la
capacidad de estas últimas de respaldar servicios ecosistémicos esenciales para el bienestar humano. La reducción al mínimo o la eliminación de la degradación importante del suelo es fundamental a fin de mantener los servicios que proporcionan todos los suelos y es mucho más eficaz en función de los costos que la rehabilitación de suelos una vez que se ha producido la degradación.

11. Se pueden restablecer en algunos casos las funciones básicas y la contribución a los
servicios ecosistémicos de los suelos que han experimentado una degradación aplicando las técnicas apropiadas de rehabilitación. Ello aumenta la superficie disponible para la prestación de servicios sin que sea necesaria la conversión en el uso de la tierra.

******************************************

Te invitamos a dejar un comentario al final de la página. ¡Gracias!