La falta de precipitaciones que se registran en el Parque Nacional de Cabañeros está afectando a la conservación de un buen número de ejemplares de quejigos que se están viendo afectados por el estrés hídrico.

La sequía afecta a la conservación de los quejigos del Parque Nacional de Cabañeros