La comunidad vegetal que caracteriza a la cuenca del Mediterráneo se está viendo amenazada por la acción humana, que ha ido alterando su composición y estructura, disminuyendo la riqueza de especies que la componen y, en suma, degradando su propia naturaleza.

LEER LA ENTRADA ORIGINAL AQUÍ