Cuando solo tenía 14 años, la poeta estadounidense Emily Dickinson comenzó a explorar bosques y prados cercanos para recolectar flores que después prensaba, llegando a crear un herbario donde reunió y clasificó más de 400 especímenes.

LEER LA ENTRADA ORIGINAL AQUÍ